Ciudadanos critica que Sevilla sea una de las grandes ciudades que no esté adherida a la Red Andaluza de Entidades Conciliadoras

Amelia Velázquez

La concejal de Cs en el Ayuntamiento, Amelia Velázquez, advierte de que “hacen faltas políticas activas y hechos concretos en nuestra ciudad, más allá de buenas palabras y de las declaraciones de intenciones, para lograr la necesaria igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres”

Sevilla, viernes 14 de enero de 2022. La concejal del grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Sevilla, Amelia Velázquez, ha criticado este viernes que “Sevilla sea una de las grandes ciudades de Andalucía que no está adherida a la Red Andaluza de Entidades Conciliadoras”, impulsada por el Instituto Andaluz de la Mujer de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, y cuya función principal no es otra que “favorecer la simetría de género en relación a la conciliación y la corresponsabilidad a través de un modelo de trabajo colaborativo”. En este sentido, ha añadido que “la apuesta del Ayuntamiento de Sevilla por la igualdad efectiva y real debe ir mucho más allá de una simple declaración de intenciones” y “traducirse en hechos concretos que permitan alcanzar el objetivo de estas políticas”, ha señalado.

Velázquez ha recordado que “la igualdad de oportunidades y de trato entre las mujeres y los hombres es un principio universal”. Sin embargo, “y a pesar de los grandísimos avances apreciados en este sentido en los últimos años, las relaciones entre géneros están lejos de ser equilibradas”. Así, ha advertido de que “la incorporación de las mujeres al mercado laboral, junto con los nuevos modelos de convivencia y las transformaciones tecnológicas, han supuesto una auténtica revolución para una sociedad que no estaba preparada para soportar unas cargas de trabajo asociadas al cuidado, hasta el momento, asignadas a las mujeres” y que, aun así, “es importante que sigamos trabajando de manera efectiva en mejorar esta situación” y “acabar con todas las barreras que a día de hoy siguen existiendo para alcanzar los mismos derechos entre todos los ciudadanos, independientemente de su género”, ha indicado.

La concejal del partido liberal en el Consistorio hispalense cree que “no existe excusa alguna para que el Ayuntamiento de la capital de Andalucía no esté todavía adherido a esta Red Andaluza de Entidades Conciliadoras”, ya que “estamos convencidos de la voluntad de los responsables municipales para colaborar en la promoción de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres mediante el impulso de acciones que contribuyan al diseño de escenarios favorables”, de modo que “hombres y mujeres puedan conciliar sus vidas profesionales y personales de manera equilibrada y corresponsable”. De hecho, “cabe recordar que, con esta  adhesión, el Ayuntamiento no contrae ninguna obligación formal ni económica” y “adquiere el derecho a participar en los procesos que se inicien desde esta red mediante los instrumentos y herramientas que se diseñen por un grupo motor para elaborar estrategias con las que conseguir los objetivos de avanzar en la conciliación y la corresponsabilidad en Andalucía”, permitiéndole “formar parte del banco de buenas prácticas que se vayan publicando”, ha explicado.

Velázquez ha añadido que “el trabajo colaborativo que realiza este red, junto con otras entidades, organismos e instituciones andaluzas, ha permitido que se editara hasta una guía informativa con medidas concretas de conciliación en tiempos de pandemia”, lo que “evidencia lo práctico que puede resultar para la ciudad formar parte de la misma”. Es más, “en estos momentos ya hay ayuntamientos de capitales de provincias andaluzas, como son los casos de Huelva o Málaga, que están adheridos a esta red, de la que también forma parte la Diputación de Sevilla”. Con todo, ha insistido, “estas iniciativas aportan soluciones a un problema social, político y de calado económico”, que “produce tensiones y conflictos en el ámbito laboral y en las relaciones de pareja” y, “lo que probablemente sea más importante, un grandísimo malestar en la población femenina”, que “se pregunta si ha merecido la pena avanzar en la conquista de espacios académicos y  laborales sin que la sociedad en su conjunto sea capaz de dar respuesta a las situaciones de desigualdad que aún siguen produciéndose”, ha concluido.