Eva Oliva recoge la preocupación vecinal por el control de palomas en el Distrito Norte y Cerro Amate

Cagadas de palomas

Planteará al Gobierno municipal una pregunta sobre salubridad al respecto

La concejala sevillana Eva Oliva recuerda que el pasado mes de junio “formulábamos desde nuestro grupo municipal una pregunta ante la insalubridad y el riesgo para la salud de las y los vecinos de diferentes distritos, destacando el Distrito Norte y Cerro-Amate”. En la pregunta se recogían las demandas de estas zonas donde se concentran un mayor número de palomas y por tanto la acumulación de excrementos, en muchas ocasiones además de la incomodidad y la propia limpieza a la que tienen que someterse, existe una gran preocupación dado el riesgo que corre la salud de estas familias.

En la respuesta recibida desde el Área de Bienestar Social y su Dirección General de Salud Pública y Protección Animal se informa del conocimiento que se tiene desde dicha área, dada las denuncias ciudadanas y por las propias inspecciones que realizan los empleados públicos municipales adscritos al Negociado de Zoonosis, por ello, Eva Oliva ha anunciado que llevará a la próxima Comisión de Control y Seguimiento del Ayuntamiento, varias preguntas para conocer cómo se va a proceder al respecto.

En concreto se interpela al gobierno municipal sobre cómo va a proceder la Dirección General de Salud Pública y Protección Animal del Ayuntamiento; cuándo se tiene previsto actuar ante esta situación de insalubridad y riesgo para la salud de la vecindad en el distrito Norte y Cerro Amate, y en general en el resto de distritos de la ciudad.

“Las y los vecinos nos han trasladado su preocupación por el crecimiento desmedido de esta especie y por las enfermedades que sus excrementos pueden llegar a originar como es la salmonella, bacteria que se desarrolla en las zonas de acumulación de estos excrementos o la psitacosis, una infección que puede ser originada por la inhalación de la bacteria que procede de estos excrementos ya secos” ha señalado la edil, quien destaca la preocupación que le han trasladado, en concreto en estas dos zonas de Sevilla, “donde denuncian que en ventanas, patios, terrazas e incluso en el interior de sus viviendas se encuentran excrementos de palomas, además de la incomodidad dada la limpieza y desinfección que, a diario, tienen que ejercer para poder ser habitables estas zonas”.