Adelante insta al Gobierno a procurar casas de acogida para mascotas de mujeres víctimas de violencia machista

Serrano_pleno

La portavoz del grupo municipal, Susana Serrano, defenderá en la próxima sesión plenaria que el Ayuntamiento incorpore el programa VioPet en sus protocolos contra la violencia de género

La portavoz del grupo municipal Adelante Sevilla, Susana Serrano, ha defendido esta mañana la incorporación del programa Viopet a los protocolos de atención a mujeres víctimas de violencia machista, una iniciativa impulsada a nivel nacional por la Dirección General de Derechos de lso Animales que busca proteger a las mascotas de mujeres acogidas al sistema de protección de víctimas de la violencia machista. Según ha explicado la edil, ciudades como Oviedo, Zaragoza, Sant Cugat del Vallès, Arrecife o Ripollet ya se han comprometido a establecer planes de seguridad para alojar al animal de las víctimas, mientras que otros municipios ya están incorporando esta iniciativa, por lo que ha instado al alcalde, Juan Espadas, a “que Sevilla forme parte de las ciudades de vanguardia en la defensa de las mujeres ante cualquier forma de maltrato”. 

En esta línea, Serrano ha anunciado que su grupo llevará a la próxima sesión plenaria una moción por la cual se solicitará a la corporación la aplicación inmediata del programa Viopet, procurando que las víctimas puedan alojar a sus mascotas en sus propias casas de acogida o, de no ser posible,  velando por que estos animales encuentren un hogar de acogida hasta que las mujeres puedan recuperarlos. Asimismo, la moción incluirá una petición expresa de que el Ayuntamiento de Sevilla incluya este servicio en los protocolos de atención de violencia machista. 

Como ha recordado Serrano, el 86 % de las mujeres maltratadas con mascotas asegura que su agresor la amenaza con acabar con la vida de animal, y hasta el 59 % no denuncia y abandona el hogar por miedo a represalias hacia las mascotas con las que conviven, según datos recogidos por el Observatorio de Violencia hacia los Animales. Este organismo también señala que el 30% de las mujeres víctimas de violencia machista tienen animales de compañía, pero en la mayoría de los servicios de acogida y emergencia no se permite su entrada, por lo que ven condicionada su partida del hogar en el que reside su agresor. 

La iniciativa VIOPET surge desde GEVHA (Grupo para el Estudio de la Violencia hacia Humanos y Animales) y el Observatorio de Violencia Hacia los Animales a partir de la relación establecida entre la violencia hacia animales y humanos. En muchas ocasiones, los animales que conviven en un hogar violento son utilizados como herramienta de amenaza y/o coacción por parte de la persona maltratadora contra la víctima. El animal se convierte en objeto de venganza o control sobre la pareja, hijos u otras personas del entorno familiar. Por este motivo, en el caso de la violencia de género, la víctima retarda su marcha del hogar por miedo a las represalias que pueda sufrir el animal. Incluso, se niegan a ir a casas de acogida para mujeres ya que no se permite la entrada de animales. Hay que tener en cuenta que el animal suele ser un importante apoyo emocional para a la víctima y no quieren separarse de él.

0
0
0
s2sdefault