El respaldo del público y la difusión internacional a través de transmisiones vía streaming convierten a Sevilla en la capital de la música antigua gracias al FeMÀS

Femàs

El Festival, como evento sostenido en el tiempo durante un mes, con casi una treintena de conciertos en espacios escénicos que han ofrecido sesiones matinales y vespertinas, ha posicionado nuevamente a Sevilla como una ciudad que viene impulsando una agenda cultural de primer nivel bajo la premisa de que la cultura es segura.

  • A los 12 conciertos que han registrado lleno absoluto se suman más de 20.000 visualizaciones en streaming, y más de 300 impactos en prensa, radio y televisión.

El FeMÀS, proyecto del Instituto de la Cultura y las Artes del Ayuntamiento de Sevilla, ha concluido su XXXVIII edición avalado por la satisfactoria respuesta del público sevillano amante de la música antigua, así como por un relevante respaldo internacional recibido en las emisiones realizadas vía streaming. Los 12 conciertos que han registrado lleno absoluto, las más de 20.000 visualizaciones en streaming y más de 300 impactos en prensa, radio y televisión son datos que deparan un balance más que positivo de esta cita que, en palabras del delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, han convertido a Sevilla en la capital de la música antigua.

Con casi una treintena de conciertos en espacios escénicos que han ofrecido sesiones matinales y vespertinas, la nueva edición del FeMÀS daba comienzo el pasado 6 de marzo, bajo el lema ‘Omnia Vincit Musica’ (La música todo lo vence), para posicionar a Sevilla como un referente internacional en el panorama cultural: “Una ciudad comprometida con la creación artística, que cree firmemente en su importancia y sabe vivir la cultura pese a afrontar tiempos tan duros como los actuales” ha destacado Muñoz, quien ha remarcado el respaldo de los sevillanos y las sevillanas a esta cita y a cuantas se vienen celebrando en torno a las más variadas disciplinas artísticas.

La edición del FeMÀS que ahora concluye, ha explicado el delegado, ha evidenciado nuevamente la apuesta del Ayuntamiento de Sevilla por el concepto ‘cultura segura’, que viene practicando desde que se retomó la agenda cultural en junio del pasado año. “También, ha permitido visibilizar a nivel internacional la capacidad de la ciudad en la organización de este tipo de montajes, gracias al esfuerzo compartido de todos los implicados: artistas, sus representantes, trabajadores de los espacios, medios de comunicación y el público en general”, ha subrayado Muñoz.

Sevilla, epicentro de la música antigua durante el mes de marzo

FeMÀS, ejemplo de la excelencia creativa en Sevilla, ha desarrollado una programación tan atractiva como sólida, conformada por un total de 27 citas musicales que han buscado el acercamiento de la música histórica al público de la ciudad, llevando la interpretación musical de primeras figuras de prestigio internacional a cuatro escenarios como son el Espacio Turina, el Teatro Alameda, el Espacio Santa Clara y el Teatro de la Maestranza; además del Conservatorio Superior de Música Manuel Castillo.

El Festival arrancaba el día 6 de marzo en el Espacio Turina con las localidades agotadas para el concierto de inauguración, que contó con la formación vocal Vox Luminis acompañada por uno de los grandes grupos instrumentales alemanes del momento: Freiburger BarockConsort, en una cita musical programada en colaboración con el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM). También con lleno absoluto se celebró el siguiente de los conciertos programados: Perrine Devillers & Ariel Abramovich, que presentaron el domingo 7 en el Espacio Santa Clara el programa ‘Benigna mia fortuna’.

Junto con las citadas formaciones, ha sido destacable la presencia en esta edición de otros nombres propios de ámbito internacional, como el violonchelista franco-alemán Nicolas Altstaedt, quien interpretaba la Integral de las Suites para cello de Johann Sebastian Bach ante un aforo con todas las entradas agotadas; o uno de los principales conjuntos barrocos de Francia y del resto de Europa, Café Zimmermann, que también, con lleno absoluto, subía a las tablas del Turina la Integral de Conciertos de Brandeburgo.

El violinista ruso Sergey Malov, el dúo conformado por dos maestros de su oficio, Dorothee Oberlinger y Edin Karamazov y Zonzo Compagnie se sumaban además a la nómina de músicos que este año llegaban a FeMÀS procedentes de otros países. También, otra de las grandes apuestas de esta edición, la formación italiana Europa Galante, gran cita prevista en el Teatro de la Maestranza que era finalmente transmitida a los aficionados de ámbito internacional vía streaming ante la imposibilidad de contar con presencia de público tras los informes de evaluación del riesgo emitidos por la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Sevilla.

Apuesta por el tejido musical español y, en especial, el sevillano

Unas de las principales señas de identidad del programa de este año ha sido la apuesta por el panorama musical español y, en especial, el sevillano, que ha tenido una presencia muy notable, con una serie de citas dedicadas durante la Semana Santa a los creadores locales.

Bajo esta premisas, la programación enmarcaba propuestas como las de la violinista Lina Tur Bonet, junto al clavecinista sevillano Javier Núñez; Nao d’amores y su ‘NISE, la tragedia de Inés de Castro’; Los Músicos de Su Alteza con el programa ‘Veritas-Vanitas’; el cuarteto de voces sevillanos Vandalia; o ‘La Real Cámara’, con un programa dedicado al compositor sevillano Francisco José de Castro. Junto a las referidas formaciones, los aficionados a la música antigua también han podido disfrutar de la selección de obras sacras de La Guirlande; el recorrido por la historia de la música en los últimos años de la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco temprano que realizaba en su concierto Enrike Solinís; el concierto de los clavecinistas Diego Ares e Ignacio Prego; o el programa ‘Bach & Bach’, a cargo del trío conformado por Antonio Serrano, Pablo Martín Caminero y Daniel Oyarzabal.

Asimismo, colgaban el cartel de “todo vendido” los conciertos ofrecidos por la Orquesta Barroca de Sevilla y el fagotista Sergio Azzolini, así como los del músico onubense José Luis Pastor; los grupos sevillanos Artefactum; Accademia del Piacere con su fundador y director al frente, Fahmi Alqhai; y el recital protagonizado por José Manuel Ramírez e Irene González, últimos beneficiarios de la Beca de estudios para la especialización en música antigua AAOBS-FeMÀS.

Como cierre y con el carácter novedoso que ha supuesto entrar de lleno en la Semana Santa, FeMÀS se ha despedido con una programación íntegramente local que daba muestra del apoyo del festival al tejido musical sevillano. Ministriles Hispalensis, Juan Pérez Floristán, Temperamento y Ottava Rima ponían de esta manera el broche de oro al Festival con sus actuaciones que, programadas entre los días 1 y 4 de abril en el Espacio Santa Clara, han contado también con la calurosa acogida de la ciudad con todas las localidades agotadas.

Repercusión internacional gracias a las transmisiones vía streaming

Se trata de la primera edición en la que el Festival ha contemplado esta nueva vía de difusión para brindar parte de sus contenidos a nivel internacional a través de Internet. En total,  han sido 10 los conciertos que han podido verse en streaming a lo largo de estas semanas, protagonizados por Vox Luminis y Freiburger BarockConsort; Orquesta Barroca de Sevilla y Sergio Azzolini; Enrike Solinís; Vandalia; Accademia del Piacere, Café Zimmermann, Sergey Malov; Juan Pérez Floristán y Ottava Rima & Ministriles Hispalensis dirigidos por Marco Menboni.   

Estas transmisiones han sumado más de 20.000 visualizaciones y más de 1.500 horas reproducidas, con público en todas las regiones españolas y países como México, Italia, Francia, Bélgica, Alemania, Irlanda, Suiza, Portugal, Reino Unido, Estados Unidos, Japón, Brasil y Paraguay. Algunos de estos espectadores han manifestado su agradecimiento a la organización por llevar el FeMÀS a todo el mundo.

En este sentido, el streaming ha supuesto una nueva vía que permite reafirmar el posicionamiento de la ciudad como epicentro de la música antigua a nivel internacional durante las semanas de celebración. A este respecto Muñoz ha señalado al compromiso del Ayuntamiento con esta modalidad de difusión “que ha llegado para quedarse y lograr, de esta manera, abrir Sevilla al resto del mundo a través de este acontecimiento cultural que supone el FeMÀS y reforzar la visibilidad de Sevilla como ciudad estrechamente vinculada con la interpretación historicista de la música”.

0
0
0
s2sdefault