VOX pide el desalojo de los okupas de las viviendas sociales, la eliminación de ayudas a quienes cometan delitos y la expulsión de los menas e inmigrantes que atentan la convivencia en los barrios de Sevilla

Cristina Peláez - VOX Sevilla

  • Tras la Junta de portavoces celebrada este lunes en el Ayuntamiento de Sevilla, Cristina Peláez ha constatado que “el Alcalde parte de un error de base. Lo que para él son casos aislados basados en índices de criminalidad, para nosotros es un grave problema de inseguridad que atenta la convivencia en los barrios de nuestra ciudad”

  • VOX recuerda que en julio de 2020 se aprobó una propuesta de este grupo municipal para abrir de forma urgente un proceso de selección de nuevos policías locales. Siete meses después aún no se ha ejecutado este acuerdo tan necesario para la seguridad de los sevillanos.

  • “El modelo Espadas ha fracasado de forma estrepitosa, perjudicando gravemente al sevillano trabajador que cumple con las normas y beneficiando a quienes atentan contra los principios básicos de la convivencia”, señala la portavoz de VOX.

Sevilla, 22 de febrero de 2021. El Grupo Municipal VOX en el Ayuntamiento de Sevilla, ha acudido este lunes a la Junta de portavoces convocada por el Alcalde de la ciudad, para tratar el asunto de la inseguridad. Los sucesos ocurridos la semana pasada en el Polígono Norte y en San Jerónimo han sido el detonante de la reunión, aunque el Gobierno municipal ha restado importancia al asunto calificándolos como “hechos aislados”. 

La portavoz de VOX, Cristina Peláez, ha valorado la reunión de la siguiente forma: “Partimos de un error de base. El señor Espadas se basa en el índice de criminalidad acumulado en 2020, obviando que hemos vivido confinados y con restricciones de movilidad, y sin contar con el rechazo de muchos ciudadanos a poner denuncias por temas cotidianos. Para nosotros se trata de un problema de inseguridad, una sensación real con la que viven todos los barrios de Sevilla”.  

Aclarado este primer aspecto Peláez quiso recordar como “el propio Delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, ya dejó claro en la última comisión que la inseguridad no sólo se combate con policías, sino también con los planes integrales que este Ayuntamiento ya lleva a cabo”. Sin embargo este grupo político difiere rotundamente de la versión del Gobierno, fundamentalmente porque “lo que este Gobierno socialista llama integración en VOX denominamos convivencia”.

Por este motivo VOX deja claras dos cuestiones. En primer lugar la “necesidad imperiosa de mejorar la Policía de forma considerable tanto en número de efectivos como en medios. El señor Espadas se ha empezado a acordar de ellos ahora, cuando va a cumplir seis años de mandato. Es decir, ya va tarde, muy tarde”. Conviene recordar en este apartado que el Pleno del Ayuntamiento aprobó el pasado mes de julio la convocatoria urgente de un proceso de selección de nuevos agentes locales, pero siete meses después aún no se ha producido.

Además, los diputados nacionales de VOX por Sevilla en el Congreso de los Diputados, Reyes Romero y Francisco Manuel Contreras, han presentado hasta la fecha 18 preguntas sobre el escaso número de efectivos de Policía Nacional que hay en la provincia, de momento sin respuesta por parte del ministro Marlaska. 

Y en segundo lugar, VOX ve imprescindible la toma de medidas drásticas con aquellos colectivos que están rompiendo la convivencia en la mayoría de los barrios, especialmente en aquellos que sufren el fenómeno de la degradación. “La Sevilla humilde que madruga no se merece ver como sus barrios se degradan por culpa de aquellos que además son premiados con ayudas sociales y ocupando casas de forma ilegal”, asegura Peláez.  

Por este motivo desde VOX exigimos las siguientes medidas:

- Expulsión inmediata de todos los okupas que vivan en viviendas sociales.

- No empadronar a nadie que resida en pisos okupados, así como retirar el padrón a quienes ya se le haya dado, como ya hemos propuesto en  plenos anteriores.

- Expulsión inmediata de todos los menas e inmigrantes  que comentan algún delito.

- Retirada de cualquier ayuda social que dependa del Ayuntamiento a cualquier okupa o delincuente que no acepte las normas de convivencia.

- Cortes de todos los enganches en instalaciones eléctricas, que sólo sirven para fomentar los narcopisos, como denuncian en Torreblanca o Polígono Sur. 

Como conclusión, Peláez lanza un mensaje claro al Alcalde de Sevilla: “La situación es evidente. El modelo Espadas ha fracasado de forma estrepitosa, perjudicando gravemente al sevillano trabajador que cumple con las normas y beneficiando a quienes atentan contra los principios básicos de la convivencia. Es el momento de tomar medidas contundentes o esta situación irá a peor y lo vamos a lamentar de verdad”.

0
0
0
s2sdefault