AxSí apuesta por reforzar el modelo público del agua para hacerlo más eficaz

Agua

El partido andaluz entiende que se necesita un modelo más transparente que garantice la gobernabilidad del sistema, frente a la intervención de las multinacionales

En los últimos meses la provincia de Sevilla se ha visto afectada por múltiples incidencias en el abastecimiento de agua en diferentes localidades, tratándose de unas anomalías que ‘Andalucía por Sí’ (AxSí) no entiende como casualidad. Para la formación política, parece que se trata más bien de una campaña por parte de las grandes empresas para  dañar la imagen de las operadoras públicas del agua, siendo éstas últimas las únicas que pueden garantizar un futuro en nuestro abastecimiento público de este suministro básico.


Esta circunstancia se remonta a comienzos de diciembre, cuando la aparición de benceno en el agua dejó a más de 200.000 personas sin poder beber agua de sus grifos, teniendo que depender de camiones cisterna para poder abastecer a sus hogares. Ahora, Marchena vuelve a prohibir su consumo por la aparición de sustancias nocivas en las aguas del pantano de El Retortillo, aparentemente de productos utilizados para la agricultura. Es por ello que AxSi exige que se apueste por un sistema de abastecimiento público más transparente, impulsando leyes y medidas que garantice su gobernabilidad y evite la privatización de un recurso natural que debe ser de todos.


Las medidas que la formación andalucista exige van de la mano de una agricultura y una ganadería más sostenibles y eficaces. Ante esto, el Coordinador Nacional de AxSí, Modesto González considera que “no nos podemos permitir que habitualmente aparezcan sustancias nocivas en nuestras aguas que pongan en riesgo la salud de nuestros vecinos y vecinas, y la mejor forma de evitar eso es apostar por un servicio público de calidad, que garantice un abastecimiento seguro a toda la ciudadanía”.


Una de las medidas que exige AxSí es que se cree un círculo de seguridad alrededor de los pantanos, donde se prohíba el uso de cualquier producto que pueda ser nocivo para nuestras aguas, tomando como referencia el actual listado del CAAE (Comité Andaluz de Agricultura Ecológica), que solo autoriza el uso en agricultura de productos dirigidos para explotaciones ecológicas certificadas por ellos, asegurando así una amplia protección del agua que se utiliza para el consumo humano.


Junto a esto, AxSí propone un pacto autonómico por el agua para reforzar el modelo público, algo tan necesario para la sociedad andaluza. Según Modesto González, “en estos momentos de pandemia se ha visto aún más si cabe la necesidad de tener un sistema público de aguas potente, por ello en este acuerdo se contemplaría una legislación muy restrictiva en relación a las empresas multinacionales que cada día están más interesadas en gestionar nuestras aguas, con el único objetivo de aumentar sus beneficios a costa de todos los andaluces, sin importarles un servicio de calidad y humano”.


Por último, los andalucistas consideran que este reto legislativo tiene que venir acompañado por un programa de inversiones adecuadas impulsadas por las administraciones. En este sentido, los fondos Next Generation deberían contribuir a mejorar la gestión del propio modelo público, ya que la Andalucía rural posterior a la COVID-19 debe ser “más transparente, más solidaria, más ecológica, más resiliente y mejor adaptada a los retos actuales y futuros”.

0
0
0
s2sdefault