Concentración en Tussam en apoyo a los temporales frente a su no renovación por un "recorte" de servicios

Concentración en TUSSAM

Aproximadamente "180" trabajadores y extrabajadores de la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, han celebrado este miércoles una concentración en apoyo a los miembros de la bolsa de empleo contratados temporalmente y que afrontan la no renovación de sus contratos, como consecuencia de lo que interpretan como un "recorte" de la oferta y los servicios de la empresa municipal.

Diario24 | Europa Press

Raúl Fernández Hicke, secretario general de la sección de CGT en Tussam, ha explicado a Europa Press que la concentración había sido convocada por su organización sindical y ha contado con la participación de unas "180 personas", principalmente del colectivo de empleados temporales de Tussam, otros miembros de la plantilla y jubilados de la empresa.

El conflicto, según ha explicado, gira en torno a los miembros de la bolsa de empleo promovida en 2018 por Tussam para contar con 200 aspirantes a conductor, frente a sus necesidades eventuales de recursos humanos. Según Fernández Hicke, aproximadamente 180 de ellos están actualmente trabajando en la empresa mediante contratos temporales, para cubrir los periodos vacacionales de los miembros de la plantilla y otras eventualidades.

 

LOS TEMPORALES

No obstante, el día 27 de septiembre finalizan los contratos de 83 de ellos, el 28 de octubre sucedería lo mismo con unos 20 y el 3 de enero expiran los contratos de otros 90, pese al acuerdo suscrito el pasado mes de enero entre las secciones sindicales de SITT, CCOO y CGT y el concejal responsable de Movilidad y presidente del consejo de administración de Tussam, el socialista Juan Carlos Cabrera.

Aquel acuerdo, recordémoslo, intentaba esquivar las consecuencias de la temida "falta de financiación" de la empresa de cara al entonces nuevo ejercicio de 2020, todavía no marcado por la irrupción del Covid-19 y el estado de alarma.

Y es que aunque en 2020 las cuentas de Tussam crecen de 116,6 a 121,9 millones de euros, subiendo de 72,2 a 80,9 millones el dinero destinado a la plantilla, gracias en buena medida a un alza del 9,5 por ciento en las transferencias del Ayuntamiento, los sindicatos avisaban de que los presupuestos serían insuficientes y temían la posible "externalización" de líneas y la no renovación de los contratos de los trabajadores temporales incorporados merced a la bolsa de empleo.

 

EL ACUERDO CON CABRERA

En ese sentido, Raúl Fernández ha manifestado que en aquel acuerdo "se hacía especial hincapié en que se mantendría el mismo número de contrataciones temporales", pero según alerta, una vez el día 27 expiren los citados 83 contratos temporales, Tussam contará con 25 contrataciones temporales menos con relación a 2019, y después estaría prevista la no renovación de los citados empleados temporales.

Fernández Hicke ha conectado tal extremo con un "recorte de servicios" de Tussam, precisamente en un momento en el que la pandemia de coronavirus Covid-19 debería motivar un incremento de la oferta, según razona, para impedir que los autobuses circulen "hacinados" de viajeros. De otro lado, Tussam contabilizaría ya pérdidas por valor de unos 20 millones de euros, a cuenta de la irrupción del virus, el estado de alarma y la caída en el número de viajeros fruto de las restricciones y la nueva situación.

Al respecto, Fernández Hicke ha admitido que el asunto "es complejo", asegurando que CGT no da "la espalda a la realidad", pero ha defendido que "no es el momento de recortar servicios" y ha reclamado a la dirección de Tussam que "se replantee" la no renovación de los empleados temporales.

0
0
0
s2sdefault