Rojas exige mayor vigilancia en el Parque de Amate y más inversión para esta zona verde

Parque Amate

En los últimos días se han producido varios robos afectando al centro de trabajo, los baños del parque y las papeleras, algo que no es nuevo, por lo que IU demanda actuaciones

El portavoz de la coalición IU-Podemos en el Ayuntamiento hispalense, Daniel González Rojas, ha visitado hoy el Parque Amate, donde, acompañado de los representantes de CCOO del Ayuntamiento hispalense ha podido comprobar cómo en estos últimos días se ha producido una oleada de robos que ha supuesto que se hayan llevado las tuberías de la instalación del agua del Centro de Trabajo, múltiples papeleras, y hayan roto varias ventanas de las zonas de los aseos para acceder a su interior y llevarse pomos de puertas, y otros accesorios.

Por ello, Rojas ha vuelto a demandar al Gobierno municipal que se incremente la vigilancia en este parque, además de denunciar “la falta de personal del servicio público de Parques y Jardines, que afecta a esta zona verde, como está afectando a otras de la ciudad”.

Recordar, que en una anterior visita el portavoz municipal ya denunciaba las condiciones del Parque Amate “que no son las más idóneas y, como en gran parte de los parques sevillanos, su cuidado deja mucho que desear, el personal es insuficiente para su mantenimiento y el abandono repercute en toda la zona”.

“Venimos repitiendo insistentemente en que no puede haber dos Sevilla, una de primera y otra de segunda o tercera clase y los barrios más alejados del centro no pueden ser los más abandonados”, señala González Rojas, “por lo que exigimos al alcalde que tome cartas en el asunto, de forma que se pueda dotar de más recursos humanos y materiales a estas zonas verdes que se encuentran en barrios populares como Parque Amate”.

Por último, los representantes de los trabajadores han vuelto a trasladar al portavoz de la coalición la situación en que se encuentra el centro de trabajo del parque, que lleva más de una década sin poder utilizarse por las pésimas condiciones, con techos caídos; suelos levantados y otra serie de problemas que pueden conllevar riesgos para las y los trabajadores que acceden a él para poder recoger las herramientas necesarias para su labor diaria. Algo que a juicio de Rojas es “inconcebible ya que existe presupuesto y un compromiso del Gobierno municipal para rehabilitarlo, pero aún se sigue esperando a que se actúe ya que  no se ha hecho nada en todo este tiempo”.