El alcalde visita la planta de tomate industrial más grande de España ubicada en la pedanía palaciega de El Trobal

El alcalde de los Palacios y Villafranca visita la planta de tomate industrial de El Trobal

Valle trasladaba su satisfacción porque “nuestro pueblo es sede de una de las empresas de transformación del tomate industrial más importantes de nuestro país, aun con las restricciones en el regadío que hemos tenido, este año se han cultivado más de 2.600 hectáreas y todo ello supone una repercusión económica muy importante para nuestra comarca”.

El alcalde de Los Palacios y Villafranca, Juan Manuel Valle, ha visitado hoy la planta de Transformados Agrícolas del Bajo Guadalquivir (Travir) perteneciente al grupo Conesa ubicada en El Trobal, que se encuentra en plena campaña de producción.

El tomate industrial se ha convertido en un cultivo social muy rentable para los agricultores de esta zona del Bajo Guadalquivir por ser uno con mayor rentabilidad por hectárea en extensivo y con un precio cerrado garantizado para el agricultor antes de la plantación. Para esta campaña se ha contratado a 78 euros la tonelada, teniendo en cuenta que una hectárea produce una media de 115 toneladas, arroja un cifra de unos 8.970 euros por hectárea cultivada. El valor de la producción agrícola de esta campaña superará los 24 millones de euros. La superficie cultivada para esta año debido a la falta de agua para riego ha sido de 2.650 hectáreas en vez de las 4.000 hectáreas de otros años.

El alcalde, Juan Manuel Valle, acompañado del delegado municipal de Agricultura, Jesús Condán, y del alcalde pedáneo, Antonio Vargas, ha visitado hoy las instalaciones junto al gerente de la planta de tomate industrial Manolo Diana. La cita tenía como finalidad conocer el proceso de transformación que se le da a este producto desde que llega a las instalaciones recién recogido del campo hasta que sale de las mismas envasado para ser servido en muy diversos rincones del mundo “para nosotros siempre es una satisfacción ver sobre el terreno industrias tan importantes instaladas en nuestro pueblo. En los últimos años, hemos visto como se ha ido transformando todo el proceso de ampliación. Con la llegada del Grupo Conesa, el más importante de toda Europa en cuanto al tratamiento del tomate industrial y uno de los cinco más importante del mundo, hemos comprobado el proceso de transformación desde que se recolecta el tomate en nuestros campos hasta que se depositan en estos barriles para llevarlos a los distintos lugares del mundo”.

El alcalde de los Palacios y Villafranca visita la planta de tomate industrial de El Trobal 1

Valle trasladaba su satisfacción porque “nuestro pueblo es sede de una de las empresas de transformación del tomate industrial más importantes de nuestro país, aun con las restricciones en el regadío que hemos tenido, este año se han cultivado más de 2.600 hectáreas y todo ello supone una repercusión económica muy importante para nuestra comarca. Estamos hablando de más de 600 empleos directos e indirectos lo que mueve el tomate industrial, superando en esta planta todos los controles de calidad en el proceso de transformación del tomate. Como alcalde me siento muy orgulloso de tener empresas como esta entre nosotros”.

Manuel Diana avanzó que ya se está trabajando en nuevas variedades de tomate ecológico con una especialización del cultivo y recalcó que el equipo humano de la fábrica es muy joven con un promedio de edad que no alcanzan los 40 años y una visión internacional. Todo el personal de la planta recibe en horario laboral un curso de inglés.

El tomate industrial cuenta con mercados principales en países como Francia, Alemania, Benelux, Japón, Oriente Medio, Australia, Nueva Zelanda, Filipinas, Canadá, Suecia, Rusia, India y la exportación a 66 países.

En la planta son 38 personas fijas las que trabajan todo el año; otras 231 personas se requieren para la campaña de transformación, 150 de ellas en la fábrica de El Trobal y 81 en la de Pinzón, y todas ellas seleccionadas en Los Palacios y Villafranca, Los Chapatales, El Trobal y Pinzón. A ello se suma todo el movimiento económico y laboral que se produce en las relaciones que se mantienen con las empresas de servicios.