Hacía uso de una tarjeta de aparcamiento para movilidad reducida de una fallecida en 2018

Actuación Policía Local de Bormujos

La Policía Local de Bormujos abre diligencias por utilizar el documento de una mujer que murió en una residencia de ancianos

Bormujos, 30 de abril de 2021- La Policía Local de Bormujos ha instruido diligencias en un caso de uso indebido de tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida, en el que se empleaba una cartulina con el nombre de una persona fallecida en una residencia de ancianos en 2018. 

Los hechos ocurrieron en la tarde de ayer cuando los agentes vigilaban la zona del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe y comprobaron que un vehículo que estacionaba en los aparcamientos reservados a personas con movilidad reducida, había colocado un documento en el salpicadero que no tenía suficiente visibilidad. 

El conductor, que iba acompañado de su esposa, fue requerido para que pusiera su tarjeta  de forma que  pudiera comprobarse su vigencia y originalidad a la hora de justificar el uso de esta plaza. 

Tras comprobar que estaba a nombre de una mujer, se  interroga al hombre sobre la titularidad, señalando éste que es de su suegra que se encuentra hospitalizada en el centro. Al preguntarle por su nombre, el varón presenta dudas y nerviosismo. Finalmente indica que "se rompa la tarjeta y aquí no ha pasado nada", tratando de abandonar el estacionamiento en búsqueda de uno habilitado, incrementando dicha actitud. 

Tras unos minutos de conversación e indagaciones policiales, el varón manifiesta que no desea seguir mintiendo a los actuantes, admitiendo que su esposa trabaja en una residencia de ancianos y que él tiene "una pequeña minusvalía", por lo que decidió hacer uso de una tarjeta y aprovecharse de sus ventajas.

Su mujer trabaja en el centro donde se encontraba la titular 

El conductor manifiesta desconocer a la titular de la tarjeta e indica que se trata de una persona mayor del centro de trabajo de su esposa y admite que está fallecida. 

Los agentes retiran e intervienen la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida al varón identificado en parte, comunicándole que se van a instruir diligencias por uso indebido de documento público y conminándole a que proceda a buscar una plaza de estacionamiento debidamente habilitada. 

El documento pertenecía a una mujer fallecida en la residencia de ancianos de Olivares y estaba caducada desde el año 2018. 

La actuación policial se encuentra inmersa en la campaña que viene realizando los agentes municipales de Bormujos, en colaboración con la Asociación Integración e Igualdad ASINEI, con el objetivo de concienciar sobre el correcto uso de las tarjetas de discapacidad en vehículos a la hora de estacionar. En los últimos meses han sido intervenidas 33 cartulinas de este tipo por uso inadecuado.

0
0
0
s2sdefault