CCOO y UGT alertan de un brote de COVID-19 en la oficina de Correos de Olivares por falta de medidas preventivas

Oficina de Correos de Olivares

Ya son cinco positivos y un caso pendiente de confirmarse de una plantilla de diez trabajadores y trabajadoras: “Se detectó el primero y la empresa no aplicó ninguna medida adicional de prevención, ni consta que realizase una desinfección a fondo de las instalaciones al detectarse un segundo caso”, denuncian ambos sindicatos, que exigen la protección de la plantilla y de los usuarios y usuarias del servicio postal


CCOO y UGT han alertado de un brote de Covid-19 en la oficina de Correos del municipio de Olivares que ha empeorado por la falta de medidas preventivas.

 

En los últimos 14 días se han confirmado cinco casos y otro está pendiente de confirmarse en una plantilla que tiene un total de diez trabajadores y trabajadoras. Los sindicatos denuncian que “tras detectarse el primer caso, la empresa no aplicó ninguna medida adicional de prevención para rastrear posibles contagios o casos asintomáticos, ni consta que se realizase una desinfección a fondo de las instalaciones al detectarse el segundo caso. Por eso, en los siguientes días se han ido sumando nuevos contagios hasta declararse oficialmente el brote”.

Publicidad

 

Este brote se suma a los que ya se han producido en distintas localidades y centros de trabajo de la provincia de Sevilla y el resto del Estado y por los que CCOO y UGT han reclamado “repetidamente soluciones a la empresa sin que esta contemple medidas adicionales y reaccionando tarde e ineficientemente al confirmarse algún positivo. Los protocolos no funcionan, como lo demuestra el hecho de que aunque haya gastado millones de euros en equipos de protección individual, desde el final del Estado de alarma el número de contagios totales no para de crecer, se producen brotes y la propia empresa reconoce que el virus ha afectado a más de 7.000 trabajadores y trabajadoras entre positivos y cuarentenas”, señalan.

 

Desde el inicio de la crisis sanitaria, CCOO y UGT han avisado de la “gestión nefasta e irresponsable por parte de la dirección de la empresa pública, donde los trabajadores y trabajadoras llegaron a salir los primeros días sin mascarillas ni ninguna otra protección, convirtiendo a Correos en el segundo colectivo de empleados y empleadas públicas con mayor número de contagios tras el sanitario”.

 

Las protestas y la presión de los sindicatos llegaron a forzar el cierre de algunos centros y se consiguieron los elementos de protección, “pero la dirección continúa primando el mantenimiento de la actividad productiva a la salud”. Por eso, CCOO y UGT exigen a Correos que tome medidas para proteger tanto a sus trabajadores y trabajadoras como a los miles de ciudadanos y ciudadanas que se atienden a diario.

0
0
0
s2sdefault