El Defensor del Pueblo Andaluz afea al alcalde de Castilblanco la falta de respuesta ante los problemas de agua

Canalizaciones - deterioro - Castilblanco - desuso

Jesús Maeztu ha requerido al Ayuntamiento de Castilblanco información sobre los problemas de calidad del agua y los cortes de suministro de la red municipal que han afectado desde mayo a centenares de familias y afea la falta de respuestas de las autoridades locales
 
La oficina del Defensor del Pueblo Andaluz ha requerido formalmente al Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos, gobernado por José Manuel Carballar (PSOE), información relacionada con los problemas de calidad del agua y del abastecimiento de la red municipal así como los cortes de suministro registrados desde el pasado mes de mayo en diferentes zonas del término municipal que afectaron a centenares de familias en plena emergencia sanitaria, y señala la falta de respuestas de la administración municipal a sus requerimientos sobre este tema.

 
Jesús Maeztu ha remitido a las partes denunciantes un escrito, a fecha 29 de septiembre, donde asegura que "con fecha 28 de julio solicitamos al Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos un nuevo informe sobre la situación del abastecimiento de agua en la localidad, sin embargo, hasta la fecha no hemos obtenido respuesta de tal organismo", reprocha el Defensor del Pueblo Andaluz.

Defensor - escrito - Castilblanco

 
La oficina que coordina Maeztu hace alusión a que ha remitido un nuevo escrito a las autoridades locales "reiterándole el requerimiento que le hicimos". Las quejas no son nuevas en esta localidad donde la administración municipal ha obviado en los últimos años la labor de mantenimiento de las infraestructuras de la red municipal de agua, provocando la desconexión del antiguo embalse de La Marciega, entre otras instalaciones, y el deterioro de una nueva canalización de aguas desde el embalse de La Ribera hasta el núcleo de población, que el PSOE dejó en suspenso y pendiente de conectar a la red municipal de abastecimiento al llegar a la Alcaldía en 2007. Actualmente el municipio se abastece con recursos del embalse de Los Molinos.

 
El Defensor del Pueblo Andaluz está investigando, tras recibir un aluvión de quejas de particulares y asociaciones locales, los problemas de abastecimiento, baja presión del caudal y los cortes selectivos a diferentes zonas del término municipal afectan a centenares de viviendas habitadas la barriada de La Sierra, Cruz Alta, La Malena y urbanizaciones como Sierra Norte, habitada por decenas de familias y personas mayores que, por ser grupo de riesgo, requieren mayor atención y se están viendo afectadas por este problema de cortes de suministro de agua potable de la red municipal y falta de recursos hídricos.

 
De otro lado, la mala calidad del agua ha motivado que el propio Gobierno municipal informase en diferentes ocasiones de que el 80% de los vecinos consume agua embotellada, una situación pese a la que no han tomado medidas desde el año 2007 los equipos de gobierno socialistas para normalizar tanto el suministro que llega a las viviendas como la calidad de los recursos hídricos locales.

 
ACUSACIONES A LA COLINA 
 
Por su parte el regidor socialista José Manuel Carballar se limitó a negar en primera instancia los problemas que afectan a la red municipal de abastecimiento que gestiona, señalando a los propios vecinos por el llenado de piscinas durante la primera quincena del mes de mayo, y anunciando semanas más tarde una campaña de lucha contra el fraude circunscrita a los contadores de una urbanización, la Urbanización La Colina, sin que se conozca el alcance de dichas medidas en los meses siguientes. Una situación criticada por parte de los vecinos, que señalan a la obligación de la administración de combatir los fraudes todos los días del año y en todas las zonas del casco urbano y del término municipal, sin señalamientos efectistas a unas u otras zonas de la localidad.

 
La oposición, NIVA-IU, remitió a la Dirección General de Planificación y Recursos Hídricos uns instancia para procurar la toma de medidas con el objetivo de solventar el problema de abastecimiento, recursos y calidad del agua de la red municipal de Castilblanco, y recuerdan que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir presupuestó una nueva depuradora de agua potable en 2007 en la zona de La Malena que el PSOE dejó igualmente en suspenso desde el año 2007.