CCOO avisa de que la pandemia ha sumado 40.000 personas en paro y ha consolidado la precariedad en Sevilla

Foto de CCOO de Sevilla. Alfonso Vidán presenta el 'Informe de coyuntura socioeconómica'

El coronavirus ha obstaculizado la tímida salida de la anterior crisis que se estaba produciendo en los últimos años y ha ahondado en la precarización del mercado laboral sevillano sobre la que se había asentado, perjudicando especialmente a mujeres y jóvenes, según el ‘Informe de coyuntura socioeconómica de la provincia de Sevilla’ presentado este jueves por el secretario general de CCOO de Sevilla, Alfonso Vidán

  • “Tenemos ahora menos empleo y más precario, con un débil tejido productivo en el que abundan las empresas de menos de cinco trabajadores y trabajadoras, y con miles de sevillanos y sevillanas al borde de la exclusión social para quienes es necesario blindar la protección social puesta en marcha por el Gobierno central”, ha señalado Vidán

 

La pandemia de coronavirus ha frenado en seco la tímida recuperación económica que la provincia de Sevilla estaba experimentando en los últimos años y ha consolidado la precariedad laboral en la que se estaba asentando la salida de la anterior crisis. Estas son algunas de las conclusiones del ‘Informe de coyuntura socioeconómica de la provincia de Sevilla’, presentado este martes por el secretario general de CCOO de Sevilla, Alfonso Vidán, y del que se desprende que las principales perjudicadas en la actual realidad sociolaboral marcada por la COVID-19 son las mujeres y las personas jóvenes.

“El camino de recuperación que llevábamos se ha quebrado y nos ha hecho retroceder varios años en cuestión de cifras de paro, perdiendo puestos de trabajo que había costado mucho recuperar”, ha explicado Vidán. No en vano, el desempleo en la provincia ha aumentado en 40.340 personas de agosto de 2019 al mismo mes de 2020, con un total de 226.253 sevillanos y sevillanas en paro.

A esta sangría del mercado laboral se suma que su precarización, lejos de disminuir, se ha ido acrecentando a raíz de las últimas reformas laborales. Así, entre 2017 y 2018 (últimos datos de IRPF disponibles hasta la fecha), los tramos salariales de 0,5 a 2,5 SMI, es decir, los más precarios, son los que más crecen, mientras que existe una reducción generalizada a partir de tres veces el SMI.

Mujeres y jóvenes son quienes más sufren esta nefasta coyuntura sociolaboral en Sevilla. La tasa de paro en las mujeres se sitúa en el 33,7% superando en 14 puntos la de los hombres, y la brecha salarial alcanza el 25,4%. Entre las personas jóvenes, la tasa de paro es de casi el 40%, 14 puntos superior a la general. Además, solo el 15% de los contratos firmados en agosto correspondieron a jóvenes.

“La precariedad se está convirtiendo en estructural en nuestra provincia y a ello contribuye la evidente debilidad del tejido productivo sevillano, donde el 91,5% de las empresas tiene cinco o menos trabajadores y trabajadoras”, ha señalado Vidán, que añade: “El 55% de las empresas sevillanas no crea empleo. Son personas autónomas que, en algunos casos, se han visto obligadas a darse de alta para trabajar para otras empresas, ahondando en el fraude de los falsos autónomos y el espejismo de que emprender es la solución al paro”.

El secretario general de CCOO de Sevilla ha recordado también que en Sevilla actualmente el 56% de las personas paradas no percibe ninguna prestación: “Hay miles de sevillanos y sevillanas que están al borde de la exclusión social, de ahí la importancia de blindar la protección social puesta en marcha por el Gobierno central mediante los ERTE, las ayudas a autónomos o el Ingreso Mínimo Vital, del que insistimos en la necesidad de agilizarlo para evitar verdaderos dramas entre las familias sevillanas”.