Emilio ha sido apartado de su madre hace unos minutos por un juzgado de Sevilla

Sara Casas y su hijo Emilio (Dos Hermanas - Sevilla)

ACTUALIZACIÓN 28/08/2020

ÚLTIMA HORA

Emilio ha sido apartado de su madre hace unos minutos por un juzgado de Sevilla
Sara Casas
JUSTICIA PARA EMILIO Y SARA

Emilio, el niño ingresado en el Infantil de Sevilla, se encuentra judicializado a la espera de la decisión del Equipo de Protección de Menores número 5, sobre la retirada de la custodia a su madre, vecina de Dos Hermanas
  • Sara pide ayuda a través de sus vídeos en Facebook y no descarta una huelga de hambre indefinida si le retiran a su hijo que dio positivo en tóxicos tras la administración de una gotas en el centro hospitalario de Sevilla
 
Redacción: Fran Rabadán
 
Emilio tiene siete años y padece malformación cerebral, polimicrogiria, epilepsia o síndrome Pierre Robin, entre otras patologías, que le obligan a llevar una vida enganchado a diferentes máquinas en su domicilio de Dos Hermanas (Sevilla). Su madre está acostumbrada a ingresos cuando al menor se le agudizan sus dolencias. Precisamente en este último ha sido cuando por primera vez y tras la medicación suministrada por el equipo médico que atiende a su hijo según ella, éste ha dado positivo en sustancias tóxicas. 

 
Sara suele compartir el día a día de su hijo en la red social Facebook, donde muestra tanto la medicación recetada, como la denuncia interpuesta por los médicos ante el positivo en orina de su hijo, por sobredosis de Largactil 40mg (Clorpromazina), un neuroléptico antipsicótico perteneciente a la familia de las fenotiazinas, muy utilizado en la esquizofrenia.
 
 
Según la madre, el medicamento fue suministrado por los enfermeros que atienden a su hijo, tras ingresar esta semana en el Hospital Infantil Virgen del Rocío. Una analítica de orina ha revelado exceso de esa medicación, por lo que los médicos han denunciado a la la madre y el niño se encuentra judicializado a la espera de lo que determine un juez. Por su parte, Sara, reclama que no le separen de su hijo y ha denunciado al hospital, a uno de los médicos que ya ha declarado, enfermero y Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, en el Juzgado de Guardia. Además, ha solicitado que se le repita la analítica al niño, siendo su petición denegada, así como que sea valorado por un forense.
 
 
En el día de ayer, la madre de Emilio indicaba a este medio que le habían puesto un guarda de seguridad en la puerta de la habitación donde se encuentra ingresado su hijo, aunque por la noche le fue retirado, y queda a la espera en este viernes de la decisión que tome el juzgado. 
 
 
Apoyada por muchas personas en el grupo de Facebook JUSTICIA PARA SARA Y EMILIO, la madre del pequeño no descarta la huelga de hambre indefinida caso que le retiren la custodia de su hijo que ya se encuentra restablecido como para volver a casa.

Sara Casas y su hijo Emilio

La madre indica que el medicamento ha sido recetado y suministrado en el Hospital Infantil Virgen del Rocío de Sevilla

Redacción: Fran Rabadán
 
Según Sara, madre de Emilio de siete años, el Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía podría retirarle a su hijo, tras dar positivo en tóxicos en una analítica de orina una vez ingresado ante una nueva crisis y como en otras ocasiones por las patologías que presenta, desde su nacimiento. El menor sufre malformación cerebral, polimicrogiria, epilepsia o síndrome Pierre Robin. Su madre exige que se le vuelvan a repetir las pruebas, e indica en uno de sus vídeos publicados en la red social Facebook que la medicación que da positivo en la orina de su hijo son en concreto unas gotas de un antidepresivo recetado y administrado en el "Hospital Infantil Virgen del Rocío" de Sevilla, tras este último ingreso hospitalario.

 
Emilio vive de forma artificial en su domicilio de la localidad nazarena. Sara, comparte el día a día de la lucha con su hijo en redes sociales mediante vídeos, directos y pide apoyo constante ante la situación de desatención de alguna administración que ella considera no ayuda a paliar la carga diaria que soporta. La última información recogida por este medio indica que no puede salir de la habitación donde se encuentra ingresado su hijo, y que tiene en la puerta personal de seguridad.

 
Por ahora, y tras la atención que requiere como en otras ocasiones, solicita apoyo ciudadano ante la posibilidad que le sea retirado su hijo, y ha pedido que se le vuelvan a realizar las pruebas toxicológicas, siendo denegado además de denunciada. La mujer, espera que se aclare todo este asunto, que Emilio mejore tras recibir tratamiento como en otros ingresos, y que ambos puedan volver a su casa juntos. Pide además solidaridad en en grupo público de Facebook "JUSTICIA PARA EMILIO Y SARA".