Las miserias del rugby: Cajasol Ciencias es apartado de la representación en la Asamblea por la mayoría de clubes de Sevilla

Artículo de opinión por: Javier Blázquez

Esto es un poco como en la política. A veces la facción más grande gana las elecciones y roza la mayoría absoluta, pero la suma de los medianos y pequeños les impide el gobierno por muy extremos y dispares ideales y comportamientos que de estos sean. ¿Legítimo? Sí, ¿Ético? Muy poco. El rugby también tiene estas cosas. Lo vendemos como el deporte de los valores, la honestidad, el esfuerzo, el sacrificio, el respeto. Que no les engañen, eso sólo es en el campo de juego y en los entrenamientos. Fuera también rezuma podredumbre.