Crónicas del olvido. En septiembre del 2020 prescribía el asesinato de Susana Acebes, con un asesino en la calle y una familia rota

Susana Acebes

Redacción: Yolanda López

No hay nada que duela más que no poder hacer justicia a un familiar, no cerrar ese duelo...ver como pasan los años y ver que las investigaciones se van ralentizando, los responsables de homicidios ya no llaman tanto, no hay novedades y el tiempo es el encargado de borrar esas huellas, sembrar el olvido en la memoria de los testigos, el frío se apodera de un sumario condenado a cerrarse sin respuesta, un banquillo se quedará vacío, igual que el corazón de los familiares de esas victimas.



A ese dolor se suma el tener que convivir con el sospechoso en la misma ciudad o en esa pequeña población, que poco se puede hacer para no coincidir con aquella persona que a todas luces puede haber acabado con la vida de quien más querías.

La familia de Susana, ha luchado hasta el ultimo segundo para que el crimen de la joven, no quedara sin castigo. Solo nos queda recordar a una joven que comenzaba a vivir, llena de sueños, de planes...

El asesino que acabó con su vida, también quiso hacerlo con su dignidad, manipulando el escenario.

La familia de Susana pidiendo colaboración ciudadana
La familia de Susana pidiendo colaboración ciudadana

Noviembre de 1994, Gallegos del Campo, Zamora.

Las campanas redoblan sin parar, suenan a fiesta, el pueblo está en la calle aplaudiendo a Jesús y Susana, la pareja se dirige a la iglesia para contraer matrimonio, la joven de 20 años, vestida de novia, sonríe pletórica.

Poco meses después, nace su hijo, Susana combina la maternidad con el trabajo en el bar que regenta junto con su marido, tan solo duró cinco años el matrimonio, después la pareja decide separase.

Con 25 años, la joven comienza a disfrutar la vida, a salir, a saborear la libertad que el destino le había negado años atrás. Susana se va a trabajar como camarera a la localidad zamorana de Requejo de Sanabria, justo después de romper con una pareja algo conflictiva, Saturnino. Este no aceptaba la ruptura, llegó incluso a pincharle las cuatro ruedas al vehículo de la joven, después arrepentido, se ofrece para cambiarle los neumáticos.

El inspector Mateo Canas, recibe una llamada el sábado 16 de septiembre del año 2000. Han encontrado el cuerpo de una mujer en su apartamento, está tendido en el suelo de su habitación, al lado de la cama y en posición de decúbito prono.

La escena era impactante, estaban delante de un enorme cantidad de pruebas...la IOTP (inspección ocular técnico policial) parecía vaticinar la pronta resolución del caso.

Un gran charco de sangre que comienza en la almohada (lugar del impacto) y termina debajo de su cabeza en el suelo.

Alrededor de su cuello, una camiseta de la victima que le da dos vueltas al mismo.

Un preservativo salía de su vagina, debajo de la cama, se halla el envoltorio.

En el comedor, la mesa de centro aparece llena de colillas esparcidas y varios botellines de cerveza vacíos, en el suelo otro envoltorio de preservativo.

El agresor entró al cuarto de baño, se lavó y se llevó la toalla que había utilizado.

La puerta no estaba forzada, quien entró, tenía llaves o era conocido de la victima.

La policía científica analiza el pantalón la ropa interior de la victima y la sabana. El resultado es positivo, encuentran restos de semen en las prendas, son de dos hombres diferentes, los localizan y declaran que tuvieron relaciones con la joven esa misma semana. Los facultativos del departamento de biología, les es imposible determinar con exactitud la antigüedad del material genético. Lo que no llegan a identificar, es el esperma encontrado en el preservativo, llamado varón A. La hipótesis de que fuera un escenario manipulado, toma mas fuerza cuando analizan las colillas, pertenecen a más de 20 personas...el asesino le dedicó mucho tiempo a maquinar la muerte de Susana, seguramente fantaseó durante meses como acabaría con ella.

¿Cómo fueron las ultimas horas de Susana?

15/09/2000:

14:00h; Susana va a recoger a su hijo al colegio.

17:00h; Ese fin de semana, le toca a Jesús quedarse con el pequeño, va a recogerlo y charla un rato con Susana sobre un cumpleaños que tiene el niño.

18:00h; Susana llama a los amigos de Sanabria, para quedar con ellos, estos le dicen que no pueden, la notan decepcionada...

18:30h Estrella Acebes, queda en el centro con su hermana, pero Susana no aparece, la hermana la llama insistentemente, pero no le atiende...Estrella piensa que habrá quedado con alguien y desiste.

21:00h; La dueña de un quiosco en el centro, la ve subida en su coche con el motor en marcha. Susana, aparca su vehículo donde siempre, enfrente de su casa.

22:30h; Un vecino la ve salir de su portal.

¿Qué nos dice la autopsia?

El cráneo presentaba lesiones contusas con traumatismo craneoencefálico importante, el cuerpo no presentaba lesiones de tipo defensivo, seguramente estaba durmiendo y a consecuencia de ese traumatismo, quedó conmocionada o en estado de semiinconsciencia. Tenía una camiseta con dos vueltas alrededor del cuello. La asfixia es la causa de la muerte de Susana.

Cronotanatodiganóstico:

Contando que el cuerpo fue hallado por su hermana el sábado a las 16:00h. Se estima la hora alrededor de las 02:00h, por las livideces cadavéricas (deposito de sangre en las partes declives) se producen entre las 12 y 15 horas después de la muerte. Se halló contenido gástrico sin apenas digerir, con lo cual, si bien tomó una cena tardía, la hora de la muerte podría rondar entre las 00:00 y 02:00h

¿Fue violada?

Además de un preservativo, también se halló una dilatación en la cavidad anal y unas pequeñas lesiones, lo que determina que la agresión fue perimortem (en el momento de la muerte, poco antes o justo después)

Sospechosos:

El primer investigado fue Jesús, la separación fue algo traumática. La policía lo detiene y procede a su interrogatorio, el exmarido de la joven miente, pero enseguida descubren que solo intenta proteger a una mujer casada con la que mantenía relaciones. Jesús queda libre sin cargos.

Seguidamente interrogan a los amigos de Requejo de Sanabría, se corrobora la coartada de los jóvenes y quedan fuera de toda sospecha.

Pero queda una persona al que todos lo indicios apuntaban hacía él...Saturnino, el hombre con el que salió nada más separarse, su relación duró un año.

En el funeral, el exnovio de Susana, le comenta a Inma, la mejor amiga de la joven:

Saturnino: Cuando estaba ella ahí en la habitación, había un charco de sangre alrededor de ella, le habían dado un golpe con una botella en la mano y al rato se paseaba delante de ella para adelante, para detrás...

Inma: Satur..¿tú has visto a Susana?

Saturnino: No...

Inma: ¿Por qué sabes todo eso?

Saturnino: No se...creo que me lo ha contado Estrella, no lo sé.

La amiga de Susana, ante el asombro, acudió a la policía y dio la voz de alarma

El inspector Canas, asegura que nadie sabe de las actuaciones policiales, además, ruegan a las familias en el caso de que hayan sido testigos del escenario del crimen, que no cuenten nada a nadie.

Al poco tiempo acude a comisaria Pilar, la nueva pareja de Saturnino, denuncia que este, tiene unas maletas sospechosas en el altillo de su casa, la había amenazado con matarla, si tocaba las maletas.

La policía le pregunta a Pilar por el contenido de las maletas. Esta les cuenta que estaba llena de recortes de noticias sobre Susana, cintas de vídeo, el parte de defunción de la victima, incluso una trenza.

Comienzan las pesquisas alrededor de Saturnino, acuden al edificio de la victima con una foto del sospechoso, una vecina lo reconoce...dice que lo vio el día de los hechos, reconoció su vehículo, pero le extrañó que en vez de entrar por el portal, entró por detrás.

La coartada que dio el sospechoso a la policía, no pudo ser comprobada, pero aun así, no tienen pruebas suficientes para detenerlo.

Lo que está claro, es que fue un crimen pasional...El asesino quiso humillarla, quería que vieran su cuerpo vejado, manipuló la escena para que pensaran que la victima había participado en una orgía.

0
0
0
s2sdefault