Un Juzgado de Madrid condena a Wizink a devolver más de 11.600€ por una tarjeta usuraria, 14 años después

wizink

La entidad se ve obligada a anular la deuda que le reclamaba a la afectada, de más de 7.000€, y devolver los intereses que ha tenido que pagar de más

Redacción: Marta Peiro

14 años después, la sevillana Dolores Suárez ve la luz al final del túnel en su caso por una tarjeta revolving usuraria de Wizink. El Juzgado de Primera Instancia número 59 de Madrid ha obligado a la entidad a devolver a la afectada 11.600€, alegando unos intereses desproporcionados y falta de transparencia. La sevillana, que hoy respira tranquila, nunca imaginó que se metería en tal pesadilla por ayudar a alguien.

“En 2005 llegó una chica a la oficina donde trabajaba vendiendo una tarjeta de lo que hoy es Wizink”, explica Dolores. “Yo tenía muy claro que no quería ninguna tarjeta, pero insistió y me pidió que la contratara porque necesitaba la comisión”, añade. En aquel momento, Dolores tenía claro no solo que no quería dicha tarjeta, sino que no la iba a utilizar.

Sin embargo, llegó una “mala época”, como ella la define. “Necesitaba dinero y, en un apretón, me acordé de la tarjeta y empecé a hacer gastos”, recuerda. Aquella fue su vía de escape cuando se vio apurada. Lo que desconocía entonces era que esa supuesta solución iba a crearle un problema mucho más grande.

Patrocinio

“Los intereses eran una barbaridad. Nunca supe cuánto pagaba por esa tarjeta, pensaba que a pesar de ser mucho era normal”, admite. Cuando, más liberada económicamente, decidió que quería desprenderse de la tarjeta, se dio cuenta de la trampa en la que había caído. “Un día me quise quitar la tarjeta y, como solución, me ofrecieron bajarme el interés al 18% TAE. Y dije, ¿cuánto?”, comenta, recordando aquella sorpresa de mal gusto.

Presa de una situación a la que no veía salida, Dolores prestó mucha atención el pasado mes de marzo, momento en el que el Tribunal Supremo se pronunció a favor de un afectado en un caso por una tarjeta revolving usuraria contra Wizink. “Vi en un anuncio que se podía reclamar por la tarjeta revolving y decidí denunciar a Wizink”, expresa.

Dolores contactó con Reclama Por Mí y los abogados especialistas en reclamaciones por tarjetas revolving y microcréditos se hicieron cargo de la situación. El pasado 24 de octubre, el Juzgado de Primera Instancia número 56 de Madrid falló a favor de Dolores en el caso de su tarjeta revolving con una TAE usuraria del 26,82%, y condenó a Wizink a devolverle todas aquellas cantidades que hubiera pagado de más durante la vida del crédito. En total, la entidad ha tenido que reembolsarle 11.600€ y anular la deuda que le reclamaba, de 7.000€.

“Tal y como predijo Dolores cuando nos habló por primera vez de su situación, y como ha pasado con el resto de afectados que reclaman con éxito, hay solución frente a las tarjetas revolving. No es fácil, pero reclamar es la mejor opción para dejar de pagar los intereses desproporcionados de este tipo de líneas de crédito que, si bien en un momento parecen aliviar una necesidad, se siguen pagando aun cuando ya no se utilizan debido a los elevados intereses”, analiza Moyano.

Los momentos de necesidad y el desconocimiento que existe en nuestro país acerca de las características y condiciones de estas tarjetas hacen que miles de personas necesiten recurrir a la justicia. “Hoy hemos conseguido ayudar a Dolores a olvidarse de este lastre que ha arrastrado durante años. Seguiremos trabajando para que el consumidor sea plenamente consciente de la trampa de las tarjetas revolving y las entidades no puedan volver a beneficiarse de ellas”, declaran desde Reclama Por Mí.

0
0
0
s2sdefault