"No son 'clientes’, son puteros. #LasCosasPorSuNombre”

APRAMP NO SON CLIENTES SON PUTEROS

“Las cosas por su nombre” Campaña de APRAMP en el Día Internacional contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres, niñas y niños

  • #LasCosasPorSuNombre busca confrontar el lenguaje con el que nos hacemos cómplices de esta realidad 

  • La Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida, APRAMP, lanza la campaña “Las cosas por su nombre”, en el marco del Día Internacional contra la explotación sexual y el tráfico de mujeres, niñas y niños, este miércoles 23 de septiembre

"No son 'clientes’, son puteros. #LasCosasPorSuNombre”. " 'El oficio más antiguo del mundo' no es un oficio, es explotación. #LasCosasPorSu Nombre”, son algunos de los mensajes de esta campaña con la que APRAMP quiere hacer un potente llamado a la sociedad en su conjunto para que recupere su capacidad de indignación ante la demanda de prostitución en nuestro país.


Reconocida por varios organismos internacionales como una forma de violencia intrínsecamente relacionada con la explotación sexual y la trata de personas, la demanda de prostitución debe convertirse, para asociaciones como APRAMP,  en el foco en días como este.


Para APRAMP, con cerca de 40 años combatiendo la trata de mujeres y la explotación sexual, cualquier acción que se articule para erradicarlas se queda corta si no pone foco en este asunto.


La invitación a llamar “a las cosas por su nombre” confronta a la sociedad con una realidad que se enmascara en el lenguaje y de la que se es cómplice, consciente o inconscientemente, al no contribuir a su erradicación.


Desde el lenguaje cotidiano, pasando por los medios de comunicación y no pocos discursos políticos, se han legitimado ciertas ideas sobre la prostitución que invisibilizan y hacen más arduo el ya difícil trabajo por concienciar y elevar el nivel de debate.


Otras frases de la campaña, con la que se espera inundar las redes sociales este día, y con el acompañamiento de organizaciones aliadas, son:
 
  • "No son 'locales de alterne'. Son lugares de explotación. #LasCosasPorSuNombre”.
  • “No son ‘prostitutas’. Son mujeres prostituidas”. #LasCosasPorSuNombre”
  • "No es ‘empoderamiento femenino’, es vulnerabilidad social y económica”. #LasCosasPorSuNombre””.
  • “No es ‘turismo sexual’. Es trata de personas. #LasCosasPorSuNombre”.
     
Las cosas (y los números) por su nombre

“Las cosas por su nombre” significa también poner en valor las cifras y datos que organizaciones como APRAMP recogen de investigaciones y trabajo en terreno con mujeres que están sufriendo abusos y con mujeres sobrevivientes.


De 764 mujeres entrevistadas en la más reciente memoria de APRAMP, 443 dijeron haber sido iniciadas en la explotación sexual siendo menores de edad, esto es un 62%, dato que se repite sistemáticamente en las últimas cuatro memorias, y que pone de manifiesto la urgente necesidad de tomar acciones tendientes a proteger a niñas y adolescentes.


Es por ello que esta fecha del 23 de septiembre permite también a APRAMP alzar la voz y reclamar a los poderes públicos para que se consiga por fin una ley integral de prevención, asistencia y protección a las víctimas de explotación sexual, una ley en la que la prostitución no sea aceptada.


“Solo tipificando todas las manifestaciones del proxenetismo se vislumbrará el inicio del camino que conduzca a acabar con la trata de mujeres para ser esclavizadas en la prostitución”, señalaba la memoria del 2018 del Ministerio Fiscal. 


Se habla de avances en materia de igualdad y derechos de las mujeres, pero todavía se está en deuda con que la prostitución, la explotación sexual, la trata de mujeres y niñas sean reconocidas y visibilizadas como una forma de violencia contra la mujer. No podemos consentir que siga ganando la industria criminal que comercia con sus
cuerpos.


“Porque ninguna mujer, ninguna niña, se ofrece para ser esclava. Llamemos a
las cosas por su nombre”.

“Porque consentir o hacernos de oídos sordos, nos denigra como sociedad.
Llamemos a las cosas por su nombre”.

 
Acerca de APRAMP

APRAMP
es una entidad sin ánimo de lucro especializada en la atención integral de mujeres y niñas desde un enfoque de derechos humanos con perspectiva de género. Su fin es que las personas que sufren explotación sexual y trata de seres humanos recuperen la libertad y la dignidad haciendo valer sus derechos y que logren la autonomía necesaria para emprender una nueva vida. La lucha contra la trata y la explotación exige el compromiso de todos los actores sociales y de la sociedad en general, para desarrollar un movimiento de “tolerancia cero” contra esta forma de esclavitud y violencia contra las mujeres.