'Andaluces Levantaos’ pide que la Junta de Andalucía ayude a los hosteleros por las pérdidas que provocaron las "necesarias restricciones”

Turismo y Hostelería

La coalición entiende que “el acopio de productos perecederos que hizo la hostelería ante el temor de la huelga de transportistas que se anunció se volvió contra multitud de pymes del sector en cuanto las restricciones horarias, de acceso o movilidad tuvieron que ser tomadas”, según ha expresado uno de sus portavoces, José Antonio Jiménez

‘Andaluces Levantaos’ se hace eco de la “desastrosa situación que atraviesa la hostelería andaluza” ya que a causa de la prevista huelga de transportes y con las reservas funcionando perfectamente hasta mediados de diciembre, “habían hecho acopio de grandes cantidades de productos perecederos que debido a la decisión de retomar determinadas restricciones, por mucho que ésta haya sido correcta y necesaria por el nivel de incidencia, le ha provocado un aluvión de cancelaciones y pérdida tanto económicas como de excedentes”.  

Así lo ha trasladado José Antonio Jiménez, responsable de ‘Iniciativa del Pueblo Andaluz’ que, junto a ‘Más País Andalucía’ y ‘Andalucía Por Sí’ forma la coalición andaluza, incidiendo en que “el impacto económico negativo que ha supuesto para una de nuestros sectores bandera repercutirá negativamente en la viabilidad de muchos negocios en este año que empieza con las cifras de contagios disparadas".

Lo que la coalición eco andalucista solicita es que la Junta de Andalucía articule, mediante un protocolo de recogida de facturas de perecederos entre el 1/12 y el 20/12, cuando ya se aplicaron las restricciones, unas ayudas directas al sector por las pérdidas producidas a causa de la adquisición de este tipo de mercancía.

“La trazabilidad de las facturas y la caducidad de los productos descartados pueden ser fácilmente comprobadas para que de esta forma se ayude a un sector que ha pasado de tener expectativas de mejora durante la campaña navideña a ver en el cubo de la basura todas esas esperanzas”, concluye Jiménez.