‘Andaluces Levantaos’ pide a la Junta de Andalucía que se escuche a los docentes que han sido despedidos por un error administrativo

Coordinadora_Andaluza

'Andaluces levantaos’ recuerda que no es la primera vez que este tipo de fallos burocráticos se dan en convocatorias procedentes de la Consejería de Educación, según ha informado una de las co-portavoces de la coalición, Esperanza Gómez 

La también coordinadora de Más País Andalucía, Esperanza Gómez, ruega a la Junta de Andalucía que se reúna y escuche a las decenas de docentes de Educación Secundaría de la bolsa bilingüe de Geografía e Historia que, por un error administrativo, han perdido su empleo “de forma inmediata”.

“La Consejería de Educación debe ofrecer soluciones tanto a los docentes como a los centros educativos, que casi a mitad de curso se verán afectados por un fallo ajeno a los actores implicados”, considera Gómez.

Por ello, según la también profesora de derecho constitucional de la Universidad de Sevilla, este lunes, las y los afectados por esta equivocación, “en lugar de estar en sus hogares durante estas fiestas, se concentrarán a las puertas de la sede de la Consejería para que sus preocupaciones y reclamaciones sean escuchadas”.

Cabe recordar, que antes de finalizar este primer trimestre los docentes recibieron la noticia de que serían despedidos “de manera fulminante”, tras el fallo de la Justicia que ha anulado el procedimiento y ordenado expulsar de la bolsa a decenas de docentes de Geografía e Historia bilingüe que vienen desempeñando su trabajo los últimos cinco años, por un vacío legal tras modificar la normativa de acceso al sistema de oposiciones “a destiempo” en 2016.

De hecho, este tipo de situaciones no son nuevas para la Consejería de Educación, ya que en la misma convocatoria, pero en la especialidad de Educación Física, se produjo el mismo error administrativo para los opositores que aspiraban a la bolsa bilingüe, lo que derivó en el despido “injusto” de 139 interinas e interinos, en 2018.

“Después de los sucedido hace tres años, la Consejería debería haber elaborado un plan b para regularizar a estos interinos y no esperar a que la justicia dictaminase la misma sentencia y expulsarlos del proceso. Andalucía merece unas instituciones capaces de anticiparse a problemas de los que ya conocían sus consecuencias”, concluye Esperanza Gómez.