Incendio en el poblado de trabajadores del campo de Atochares en Nijar

Incendio Níjar

NÍJAR –  El pasado sábado 13 de febrero se produjo un gran incendio en el poblado chabolista de trabajadores del campo de Atochares, cercano a la pedanía de Las Casillas de Atochares en el municipio de Níjar ( Almería ).

El fuego comenzó sobre las 21:30 h. y se extendió por todo el poblado, construido con palés y ladrillos recubiertos con plásticos. El incendio se prolongo hasta las 2:45 h., a pesar que los bomberos llevaban varias horas en el lugar, según nos explican, ” porque muchos de los residentes intentaban rescatar sus enseres y dificultaban las tareas de trabajo “. Dos personas han sido atendidas por quemaduras. Y ha afectado a más de la mitad del poblado. Dejando sin vivienda a unas 400 personas que lo han perdido todo. Algunas de las cuales incluida la documentación y el poco dinero que poseían.

Según nos cuentan algunos de sus habitantes, el incendio fue provocado. En la chabola en que se originó, situada en la línea de comienzo, sus moradores estaban en su interior y vieron sorprendidos como se producía el fuego en una de sus paredes. Además han quedado calcinados casi medio centenar de vehículos. Algunos de sus moradores, una media docena, se han instalado en tiendas de campaña. Mientras otros han comenzado las tareas de limpieza y desescombro: la gran mayoría pretende seguir en el lugar.

El poblado de Atochares, prolongación del conocido por Don Domingo, viven aproximadamente unas 800 personas. Mayoritariamente inmigrantes de origen subsahariano y marroquís que trabajan en los invernaderos colindantes. Algunos de los cuales carecen del permiso de residencia. No tiene servicio de luz ni agua potable ni sanitarios. El agua que les llega, dos surtidores, no es potables y fueron instalados por el sindicato Soc-SAT el pasado año con la ayuda solidaria exterior. Incluso el servicio de recogida de basuras, que instaló el Ayuntamiento de Níjar por causa del Covid-19, en estos momentos se le ha retirado.

Al día siguiente del incendio, como ya viene siendo habitual en casos similares, se personaron diferentes ONGs, Cruz Roja, CEPAIN, Almería Acoge, atendieron a los afectados entregándoles ropa y alimentos. Pero en ningún momento se ha personado ninguna representación del Ayuntamiento, que no ha ofrecido ningún plan de realojamiento a sus habitantes. Por otra parte, Voluntarias Gateras de Níjar, recogieron a dos gatitos con fuertes quemaduras que están siendo atendidos por un veterinario de Níjar.

Este incendio, cuales sean sus causas que nunca se investigarán, no es un hecho fortuito. Es la consecuencia de una política de segregación laboral y racial, que se aplica en todos los campos de Almería. Que ha ido calando en mucha población con el auge de Vox y el discurso de odio de extrema derecha. Y que encubre una explotación laboral feroz de los trabajadores del campo. Muchos de estos trabajadores, no solo se les paga por debajo del salario legal, sino que se les obliga a realizar una jornada laboral superior a la estipulada. E incluso en muchos casos, deben de pagar sus propios contratos legales, sin los cuales no pueden obtener el Permiso de Residencia.

Esta vez parece que la solidaridad se ha puesto rápidamente en marcha. Muchas personas se han acercado al poblado llevándoles ayuda. El sindicato Soc – SAT está evaluando cómo contribuir a la reconstrucción del poblado. También la asociación La Resistencia, en la calle Real de Almería, ha montado unos puntos de recogida de donaciones. 

El pasado 2 de diciembre, otro incendio en el poblado de La Paula en la pedanía de El Viso, también de Níjar, calcinó todo el asentamiento. Dejando sin vivienda a más de 200 trabajadores de los invernaderos. A los que se les amenazó sin volvían a instalarse en esa parcela.

0
0
0
s2sdefault