Más País lamenta que la Junta se pliegue a la ultraderecha para imponer el pin parental en lugar de “atender al criterio profesional y escuchar a padres y madres”

Esperanza Gómez

La coordinadora general de ‘Más País Andalucía’, Esperanza Gómez, ha criticado duramente “la actitud caciquil y retrógrada” de la Junta de Andalucía a la hora de “imponer el pin parental a toda la comunidad educativa plegándose a las imposiciones de una ultraderecha minoritaria, desquiciada y fuera de la realidad, y que decide por nosotros el futuro de la educación que recibirán nuestros hijos e hijas”

Sevilla, a 13 de febrero de 2021

La responsable andaluza de la formación progresista, tras reunión mantenida con la Comisión de Educación de Más País Andalucía e Iniciativa del Pueblo Andaluz, y haciéndose eco del posicionamiento de la misma, define como “de la más baja decencia política la actitud del Consejero de Educación, Javier Imbroda, quién hace apenas un año aseguraba que ese asunto estaba agotado y no se implantaría en Andalucía ningún pin parental para hoy imponerlo en contra del criterio de la comunidad educativa”.  

Gómez recalca “el cinismo de grueso calibre del Consejero al asegurar que introduce el pin parental por la libertad de los padres y madres, cuando precisamente es frente a los padres, madres y claustros, que lo han impuesto conculcando todas las garantías y mecanismos de participación de nuestro sistema, a través de las tutorías, AMPAS, consejos escolares y otras formas de participación plenamente instaladas”. 

Desde ya, anuncia la coordinadora andaluza, “nos ponemos a disposición de la comunidad educativa para evitar el desarrollo normativo acordado por Ciudadanos, VOX y PP, y celebramos el rechazo mayoritario a esta medida que ya han expresado sindicatos, multitud de AMPAs y otros actores referenciales dentro de nuestro sector educativo”. 

 

COMUNICADO DE LA COMISIÓN DE EDUCACIÓN MÁS PAÍS - IdPA 

"Pin parental" o como doblegarse ante la ultraderecha en contra de todo el sistema educativo 

A la sombra de cifras de contagios, de vacunación, entre los vaivenes del gobierno de la Junta de Andalucía, que no parece saber cómo acertar con las medidas de restricciones para bajar el número de contagios, ayer, tras aprobarse en el Parlamento Andaluz el Decreto de escolarización para el curso 21/22 que facilita y prioriza la escolarización en los centros concertados ante los centros públicos, el consejero de Educación firma un acuerdo con VOX para realizar el desarrollo normativo necesario para implantar lo que se conoce como el “pin parental” en los centros educativos públicos de Andalucía. 

Ante este noticia, en primer lugar lamentamos la posición del consejero de Educación, Javier Imbroda, que llega a caer con el acto de la firma del acuerdo de ayer y con su recorrido en este asunto a los más bajos niveles de decencia política. Hace un año aseguraba que este asunto estaba agotado y que no se implantaría en Andalucía y ayer firma un texto para desarrollar las normas necesarias para implantar “... un sistema transparente de información a los padres a través del cual se impulse la implicación de las familias en la educación de los hijos y el derecho de los padres a decidir sobre la participación de sus hijos en actividades complementarias,...”. 

Hoy, Imbroda ha querido dar una pirueta más sobre este asunto tratando de engañar a todo el mundo diciendo que lo firmado no es el trístemente famoso “pin parental”, pero el texto no deja lugar a dudas. A este respecto nos da rubor tener que recordar al Consejero de Educación que las actividades complementarias están en las programaciones que los y las docentes presentan cada inicio de curso, también en los planes de centro, y que se realizan en horario lectivo dentro de los centros educativos. Estas actividades están vinculadas a toda la normativa que rige la Educación Pública y no se pueden considerar ninguna “imposición”, como el propio texto del acuerdo referencia. 

Por otra parte, la libertad de participación de los padres y madres está garantizada con la normativa actual a través de las tutorías, AMPAS, consejo escolar, por citar algunas de las formas de participación más conocidas. ¿De qué “libertad” habla este acuerdo entonces si no es del pin parental?. Además, si como quiere excusarse hoy, solo se trata de desarrollar un sistema de información a las familias eso también es norma tanto para actividades extraescolares fuera del horario como para la posibilidad de ver las programaciones de cada asignatura en el horario lectivo. 

Entonces ¿qué está diciendo? ¿que ha firmado un acuerdo vacío que en nada cambia lo que hay actualmente? ¿para qué lo ha firmado entonces? Ni Imbroda ni el gobierno de la Junta, ni Cs, ni el PP andaluces pueden engañar a nadie ya con esto: es una humillante concesión a la ultraderecha para sacar adelante el decreto de escolarización de este curso, una humillación con la que los partidos del gobierno andaluz arrastran a toda la comunidad educativa. 

Por otra parte, lamentamos que todo este asunto esté asociado a la aprobación del decreto de escolarización para el curso 21/22. La firma de este acuerdo resta protagonismo informativo a este decreto que potencia la prioridad para escolarizar en centros concertados frente a los públicos, algo que el año pasado provocó una huelga y movilizaciones con fuerte seguimiento de toda la comunidad educativa andaluza. También nos opondremos a ese decreto, por el bien y la salud de la Educación Pública Andaluza. 

Queremos, además, destacar que el texto del acuerdo firmado obvia de forma vergonzante los derechos de la infancia. No hay ninguna referencia al respecto de estos derechos que están protegidos tanto por la Convención de los Derechos de la Infancia de la ONU como por la propia Constitución Española. 

Por todo ello, manifestamos nuestra intención de actuar con todas las medidas a nuestro alcance para evitar el “desarrollo normativo” que anuncian en su acuerdo el gobierno de la Junta de Andalucía, a través de su consejero de Educación, y VOX. A este respecto celebramos y nos unimos al rechazo a este acuerdo que ya han expresado varios sindicatos y muchas AMPAs. 

No pueden engañarnos y no podrán poner a su servicio una institución como la Educación Pública Andaluza.

 

En Sevilla, a 12 de febrero de 2021

0
0
0
s2sdefault