Coca Cola cierra su planta de Málaga para concentrar su producción en Sevilla

Coca Cola

Ofrece a sus 80 empleados el traslado a su planta de La Rinconada, que concentra el 25% de la producción nacional y en la que está invirtiendo 44 millones de euros


Coca Cola European Partners
 (CCEP) ha anunciado el cierre de su planta en Málaga para concentrar su producción en el centro sevillano de La Rinconada, el más moderno de Europa, donde la multinacional está realizando una inversión de 44 millones de euros en los últimos dos años para ampliar su capacidad.

La firma, que cuenta con 1.800 empleados en toda España, comunicó este jueves a la plantilla su decisión de cerrar la planta malagueña, situada en la capital, donde trabajan 80 empleados, a los que se ofrecerá la posibilidad de traslado a Sevilla o salidas incentivadas. En la fábrica malagueña, con dos líneas de producción, se concentra la fabricación dirigida al canal Horeca, así como a los equipos comerciales centrados en la distribución a bares y restaurantes.

Patrocinio

Según ha podido saber El Confidencial, la multinacional se puso en contacto con las autoridades locales y regionales para comunicarles la decisión y reiterar la apuesta y el compromiso con Málaga y Andalucía y su intención de evitar conflictos laborales como los que han tenido en otros puntos de España con anuncios similares.

La decisión se produce dentro de una reordenación de la compañía a nivel europeo motivado por la caída de ventas que se ha producido durante este año por la pandemia de covid-19, especialmente significativa en los bares y restaurantes, buena parte de ellos cerrados.

La multinacional ha anunciado una reorganización en toda Europa debido a la caída de ventas por el Covid-19

Por su parte, la planta sevillana de La Rinconada cuenta con una superficie de 190.000 metros cuadrados y produce más de 740 millones de litros de productos de Coca-Cola al año. Eso supone más de 25% de la producción de España y Portugal.

Además, el centro se encuentra inmerso en un ambicioso plan para convertirla en la planta más grande y moderna de Europa, con una inversión de 44 millones de euros y la ampliación de la planta en 23.000 metros cuadrados adicionales. Las previsiones apuntan a que, en torno al año 2022, en la planta remodelada se fabriquen 1.000 millones de litros anuales.

La fábrica sevillana cumplió hace dos años su 20º aniversario y ya puso en marcha una nueva línea de embotellado de vidrio rellenable. A finales de 2019, inauguró una nueva línea de latas, lo que hace que la planta cuente actualmente con once líneas de producción: tres de vidrio, tres de PET, tres de latas, una de aséptico y una línea de BIB (Bag in Box).

Publicidad


Coca Cola en Andalucía

Las actividades relacionadas con Coca-Cola tienen un impacto anual -tanto directo como indirecto- de 1.137 millones de euros en la economía de Andalucía, es decir, el 0,8 por ciento del PIB de la región, según un estudio elaborado por la consultora independiente Steward Redqueen.

Además, Coca-Cola genera 16.000 empleos totales -directos e indirectos en Andalucía. De estos, 790 son empleos directos generados en la región y, en concreto, esta planta cuenta actualmente con 238 empleados. Según este estudio, cada puesto de trabajo directo en Coca-Cola genera otros 19 empleos indirectos en la economía regional.

Por su parte, Coca-Cola European Partners Iberia -España y Portugal- es el mayor embotellador independiente de las bebidas de The Coca-Cola Company en el mundo, y cuenta con más de 4.400 empleados, 400.000 clientes y 143 millones de consumidores, de los que 85 millones son turistas. Hay que recordar que Coca-Cola European Partners Iberia fue el resultado de un movimiento estratégico para ahorrar en costes anuales antes de impuestos entre 350 y 375 millones de dólares.

Esta macroempresa resultó de la fusión de tres compañías, en la primavera de 2016: Coca-Cola Enterprises, que cotiza en Nueva York y que aporta un 48 por ciento de las acciones; Coca-Cola Company -la embotelladora alemana-, que cuenta con un 18 por ciento del capital; y CocaCola Iberian Partners, que integran las embotelladoras de España, Portugal y Andorra y que aporta un 34 por ciento de las acciones -entre ellas sumaban ocho embotelladoras, entre las que se encontraba la Sevilla Rendelsur-.

La embotelladora cerró 2019 con 1.090 millones de euros de beneficio neto (+20 %) y una facturación de 12.017 millones (+4,5 %); el mercado ibérico (España y Portugal) lideró el capítulo de ingresos con 2.784 millones. Además, la firma empleaba a cierre de ejercicio a casi 17.500 personas en los diferentes mercados europeos donde opera.

0
0
0
s2sdefault