La Universidad de Granada recibe 737 nuevas muestras óseas de la fosa Pico Reja para su identificación a través del ADN de familiares de represaliados

Entrega de muestras Fosa Pico Reja

Se trata de restos óseos de personas exhumadas entre el 15 de julio de 2021 y el 15 de julio de 2022; el total de muestras asciende ya a 1.090.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina de la Memoria Histórica adscrita a la Delegación de Igualdad, Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos y del equipo de especialistas que dirige la exhumación de la fosa de Pico Reja han hecho entrega al Departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física de la Universidad de Granada 737 nuevas muestras óseas de restos humanos de esta fosa situada en el Cementerio de San Fernando para su identificación a través del cruce del ADN de estas muestras con las biológicas tomadas a familiares de los represaliados.

Se trata de restos óseos de personas exhumadas entre el 15 de julio de 2021 y el 15 de julio de 2022, por tanto, el total de muestras asciende ya a 1.090. Así, el laboratorio ha puesto en marcha una investigación que se basa en la parte petrosa del hueso temporal, en relación a la cual mejoran las perspectivas de extraer ADN viable del hueso.

En estos momentos, se han agotado varios sondeos y se ha procedido a ampliar las zonas de trabajo, acondicionando todo el espacio central ya intervenido en espera de la construcción del panteón.

La exhumación de la fosa de Pico Reja, una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Sevilla y en cuya financiación también participan el resto de administraciones (provincial, autonómica y estatal), ha sobrepasado todas las expectativas existentes cuando se licitó el contrato en 2017, ya que la previsión era encontrar en torno al millar de víctimas en esta fosa y ya se han hallado más de 5.000.

Hasta el momento, se han exhumado los cuerpos de 1.090 personas con claros indicios de haber sufrido la represión y la previsión es superar las 1.200 cuando acaben los trabajos. Entre los últimos hallazgos está la presencia de represaliados de la columna minera de Riotinto y Nerva, que han sido localizados gracias a un análisis de los materiales presentes en estas minas cruzados con los restos de un grupo de cuerpos con indicios claros de represión.

“Desde el Gobierno municipal seguimos en la senda de reparar la memoria de los represaliados que se encuentran en esta fosa y respuesta después de tantos años a sus familiares, además de dar cumplimiento a los objetivos de la Ley y del Plan de memoria histórica y democrática”, ha explicado el delegado de Igualdad, Participación Ciudadana y Coordinación de distritos, Juan Tomás Aragón.