Por Andalucía apela al legado bioclimático de la Expo92 para combatir el calentamiento global en Andalucía

Por Andalucía - Calentamiento global

El candidato número 2 de Sevilla, Mario Perea, ha recorrido esta mañana la localidad de Écija junto al secretario de Estado de Agenda 2030, Enrique Santiago.

La candidatura de 'Por Andalucía' (Podemos, IU, Más País Andalucía, Equo, Alianza Verde e Iniciativa del Pueblo Andaluz) ha presentado esta mañana en Écija sus propuestas en materia cambio climático y se ha comprometido a impulsar un plan de mitigación de los efectos del calentamiento global que pase por “renaturalizar los espacios urbanos” y aprovechar el conocimiento de las universidades andaluzas para crear una red de “entornos públicos bioclimatizados” en todos los pueblos y ciudades que sufren con mayor dureza las temperaturas extremas.

Así lo ha explicado el candidato de Por Andalucía en la provincia de Sevilla, Mario Perea, durante el recorrido que ha realizado por la localidad de Écija junto al secretario de Estado de Agenda 2030, Enrique Santiago, y en el que han visitado las zonas susceptibles de intervenciones bioclimáticas. “Queremos llenar los pueblos y ciudades de zonas verdes”, ha afirmado Perea, que ha adelantado que el “ambicioso” proyecto de Por Andalucía se marca como objetivo que ninguna persona de la comunidad autónoma viva a más de cinco minutos a pie de un espacio de esparcimiento. La medida supondrá, tal como ha explicado, un impacto “muy positivo” en términos de mejora de las condiciones térmicas en los núcleos poblaciones, así como la generación de conocimiento y empleo de calidad asociado a labores como innovación, desarrollo y ejecución de estos entornos bioclimáticos. “Écija, conocido como el pueblo más caluroso de España no tiene ni una sola sombra en su principal plaza”, ha argumentado Perea, que ha abogado por usar los fondos europeos para renaturalizar con vegetación y sombra las plazas y calles y mejorar así la calidad de vida “especialmente para esas personas que su única opción de ocio es salir a conversar con sus vecinos”.

Legado de la Expo 92

Por último, Perea ha recordado que Andalucía ya fue pionera en tecnologías para combatir las temperaturas extremas gracias al ingente trabajo de innovación que realizó la organización de la exposición universal de Sevilla en 1992. En este sentido, ha lamentado que los gobiernos andaluces hayan sido incapaces de valorar aquel legado de tecnología bioclimáticas puesto en marcha en la isla de la Cartuja, y ha propuesto la financiación pública de una gran red de conocimiento en las universidades andaluzas que recupere aquellos avances y explore todas las alternativas necesarias para que Andalucía vuelva a brillar en el mundo como vanguardia de la lucha contra el cambio climático y la creación de empleo asociado a la transición ecológica.